Francesca Garrido

 

Desde muy pequeño, Víctor siempre había tenido mucho miedo de todo.

Cuando andaba por el bosque, el crujir de las hojas y los troncos lo asustaban muchísimo.

Al caer la noche corría siempre al lado de sus papás a refugiarse. Asustadizo y temeroso, nunca había logrado hacer nada por sí solo.

Pero una tarde, jugando y sin darse cuenta, anocheció antes de que él pudiera regresar a casa y cuando se sintió solo, no sabía que hacer. Comenzó a andar sin rumbo y lloraba aun sin querer hacerlo.

De pronto, se dio cuenta de que estaba justo delante de un hermoso lago, se acercó a beber un poco cuando una de sus lágrimas cayó al agua. Entonces, el agua se removió suavemente y fue en ese momento en el que se dio cuenta de que no estaba solo.

Allí, sobre el agua reflejada estaba la luna, grande, brillante, luminosa. Víctor la miró asombrado, jamás antes se había dado cuenta de ella. Entonces la luna, con su blanca luz le mostró el camino de regreso a casa.

Desde aquel día Víctor ya no tuvo más miedo, sabía que a pesar de la distancia que les separaba, su amiga luna siempre le mostraría sus reflejos de luz para que así, la sintiera a su lado.

Y así, aquel pequeño cervatillo supo que podía ser valiente y valerse por sí mismo sin tener tantos miedos como antes.

 

 

Página Principal / Agradecimientos / Algo de Mi / Fotos /

Fondos / Midis  / Letras de Canciones / Fuentes

 Marcos Para Fotografías / Marcadores de Libros

 Juegos de Tarjeta y Sobres / Identifica tus Regalos / Tarjetas de Felicitación

Invitaciones / Etiquetas potes de Cocina / Etiquetas para libros

Para Tus Notas / Sobres para cds / Certificados y Diplomas /

Bingo Baby Shower / El Primer Album del Bebé / Portadas de Revistas

Tutoriales / Mis Poemas / Sólo Para Niños /

Mi Hermano, Héroe de la Historia Dominicana

Recetas / Libro de los Valores

Contáctame / Firma mi Libro

 

 

La Página de Morella Jiménez