Estos cuentos son el producto de la

participación de los niños  en el proyecto

"Escribe Tu Propio Cuento"

 

Como premio a este invalorable esfuerzo he

querido publicar las historias escritas por ellos

con el objeto de incentivar y fortalecer

sus capacidades creativas

 

 

 

"Con su linda página alegra el corazón con cuentos de niños al ritmo de una canción escribo mi cuento y usted lo pone en su corazón

3 niños escriben un cuento y usted lo revisa con vocación tiene 50 cuentos y todos con amor lindas frases que usted revisa para ponerlos con amor

El cuento mas bonito será el ganador es la única mujer buena que lo hace con amor en su lindo correo revisa las lecturas de amor y Luis Escobar será el ganador "

 

Luís Escobar ,Chile 13 años 

Para Morella Jiménez

 

 

 

Morena Está Triste

31 de marzo 2007

 

Victoria Agustina Iriarte

6 años - Uruguay

 

 

Había una vez una niña que se llamaba  Morena

Era una niña muy pobre, estaba sentada sola lejos de su casa en un bosque escondido  pensando y escribiendo una carta a su hermana que se fue  a un país lejos.

Morena vive con su mamá y su papá, la única hermana que tiene es la que  se fue  lejos. Ella tiene muchos amigos que se llaman  candela, Guillermo, kareliz, van a la escuela juntos y juegan todas las tardes.

De noche Morena, cuando se acuesta, piensa que va a ver pronto a su hermana y se duerme contenta. Yo le digo a morena que no se ponga triste que su hermana va avenir.

 

 

Morena Está Feliz

6 de Junio 2007

 

Victoria Agustina Iriarte

7 años - Uruguay

 

 

Morena estuvo triste mucho tiempo y le escribió una carta a Jesús y a Dios para que trajera a su hermana pronto y ellos la leyeron.

Un día recibió una caja de regalos de su hermana y adentro traía una carta que decía, "Sabias cuanto te amo y te extraño? mas que mi vida, tenemos que ponernos felices porque falta muy poquito tiempo para que volvamos a estar juntitas otra vez tú, mama yo y mi hijita y vamos a dormir todas juntas en la cama grande de mama..

Entonces Morena se sonrió y es feliz otra vez porque le va a dar muchos besos a su hermana y va a jugar con su sobrina.

Que suerte Morena esta feliz como yo !!

 

 


Morena y el Reencuentro deseado

 

Victoria Agustina Iriarte

8 años - Uruguay

Octubre 2008

 


 

Hace ya casi un año que Morena subió a un avión donde viajaría muy lejos para encontrarse con una gran sorpresa. Morena tranquila se durmió en la falda de mamá, y allí comenzó un sueño hermoso, el reencuentro con karen, su hermana, que hacia ya tres años que había dejado de ver y a quien extrañaba mucho- Fue un viaje largo lleno de cosas nuevas para ella. Mientras corrían las horas y paseando tan cerquita de Dios ella trataba de hablar con él y le pedía que pronto fuera ese reencuentro que tanto deseaba, De pronto, volando sobre la cordillera de los andes, Morena, deslumbrada por la belleza, empezaba a sonreír con muchas ganas. Fue un viaje lleno de maravillas, Morena se había dormido otra vez cuando se escuchó una voz que decía que estaban por aterrizar en la ciudad de Montreal, Allí Morena despertó, preguntó a su mamá "Aquí es donde vive mi hermana y mi sobrina?" entonces su sonrisa se entreveró con  lágrimas de alegría. Allí se dio cuenta que, aquella carta que había venido dentro de una caja, diciéndole que faltaba poquito para volver a estar juntas otra vez, se había hecho realidad . Inolvidable el abrazo de Morena con su hermana y su sobrina el sueño se había hecho realidad, y aun siguen juntitas las cuatro, Morena , karen, Avril y mamá
 

 

 

 

 

El Sueño de Jasmine

01 de abril 2007

 

Jessica Alexandra Iturburu Mutuberria

12 Años

Santa Vitoria do Palmar-RS(Brasil)
 

 


En una ciudad llamada Sumallun vivía una niña muy simpática cuyo nombre era Jasmine.
Vivía en el barrio Floresani le decían así porque sus habitantes eran ecologistas, cuidaban de los animales y plantas con mucho esmero.
Jasmine era una niña de personalidad dulce y muy soñadora.
Ella siempre quiso tener un zoológico pero que en realidad fuera al gusto de los animales.
Un día cuando Jasmine caminaba por el bosque se tropezó con una piedra; cayó y se golpeó la cabeza y quedó desmayada.
Pasaron horas, cuando Jasmine despertó estaba rodeada de toda clase de animales.
Se levantó y comenzó a escuchar voces, miró alrededor y terminó dándose cuenta de que lo que escuchaba eran las voces de los animales.
Al día siguiente Jasmine le contó lo sucedido a su madre y luego se fue al bosque para hablar con sus amigos.
Pasaron seis años y Jasmine ya había cumplido los diecinueve años de edad.
Durante ese tiempo ella logro conseguir con los habitantes de Sumallun el dinero suficiente para construir un zoológico.
Jasmine con la ayuda de todos ellos, vecinos, amigos y parientes consiguió crear e inaugurar un zoológico llamado “ZOO-JAS”
Más bien era una reserva ecológica, la gente que allí concurría quedaba encantada por ver aquellos animales tan felices.
Pudo cumplir su sueño y tener aquel lugar increíble sin pisos de cemento ni alambrados ni cercas eléctricas. ¡Ah que hermoso! Era como estar en medio de la selva.
Mientras disfrutaba de sus animales se reunía con otros ecologistas para conseguir que se hiciera una ley que prohibiera los show de animales en los circos y se hicieran teatros y otras cosas con actuación solo de personas.
Lo bueno es que Jasmine pudo cumplir su sueño y ser feliz junto a aquellos animales y todos vivieron felices para siempre.
 

 

 

El Regalo

02 de Abril de 2007

 

Nadia Candela Silva

7 años - Uruguay

 

 

Habían dos nenas que se llamaban Lorena y Nadia, ellas vivían en una cabaña chiquita, había un bosque muy lindo cerca de la cabaña, un día Lorena se fue de paseo, y Nadia pensó que volvía pronto pero se hizo de noche y Lorena no volvió,  Nadia empezó a extrañarla y siempre le contaba a su gatito Miau cuanto le gustaría que su hermana volviera, entonces se le ocurrió salir a buscarla, Miau quiso ir con ella y los dos se fueron por el caminito del bosque. La llamaron, la buscaron y de repente, se encontraron con ella. Nadia le preguntó porque había demorado tanto y Lorena le dijo que quería darle una sorpresa, que era traerle un regalo, y le dio un caballito que a Nadia le gustó mucho, se dieron un abrazo grande grande y volvieron juntas a la cabaña y no se separaron nunca mas.

 

 

 

 

Las Locuras de Espacial

02 de Abril de 2007

 

Romina Trinidad Zambrano Siri

9 años -  Argentina

 

 

Había una vez un astronauta que se llamaba Espacial.
Espacial fue al espacio para conocer a Marte entonces se perdió
Espacial paso por un lugar donde había un montón de asteroides. Trato de esquivarlos pero no pudo esquivar todos, algunos eran muy grandes, otros eran muy pequeños, otros eran muy calientes, otros eran muy fríos, Algunos eran redondos, otros eran cuadrados, Algunos tenían espinas, otros tenían aros, otros anillos.

Espacial no sabia que hacer, entonces siguió de largo y llegó a un lugar extraño, lleno de frutas y verduras.

Espacial no sabia donde estaba y se pregunto: ¿Dónde estoy?
Un hombrecito llamado Hamburg lo escucho y grito: ¿Qué esta pasando?

Espacial respondió: ¿Quién Esta ahí?

Hamburg fue a ver quien era. Cuando Hamburg vio a Espacial dijo: ¿Quién sos? ¿Cómo te llamas?

- Soy un astronauta, me llamo espacial ¿y vos? ¿Cómo te llamas?
- Me llamo Hamburg
- Que nombre tan raro ¿por qué Hamburg?
- ¡Porque me gustan las hamburguesas!
- A mi también.

Entonces Hamburg pregunto: ¿ Por que estas aquí?

Espacial le dice: Estoy aquí, porque estoy buscando algo sano para comer y en todo el espacio no encontré nada. Y vos, que haces con esas bolsas. ¿Que tienen adentro?

- Mis bolsas llenas de ilusiones.
- ¿Ilusiones? ¿Cómo es eso?

Hamburg respondió: Si, ilusiones de poder darle a mis nietos todo los que les falta y también poder llevarlos a comer hamburguesas como a mi y a ellos nos gusta. Su padre los abandono y solo yo los cuido.

Espacial pregunta: ¿No tienes nada para darles de comer?

- Si, solo verduras que cultivo en mi ranchito.
- ¿Eso haces? No tienes porque estar triste, Dios nos dio la bendición de que la tierra nos dé su fruto. Eso es muy bueno, Yo recorrí todo el espacio y no encontré ni frutas ni verduras para poder alimentarme, Así que tu no tienes que estar triste por eso; Las hamburguesas son muy ricas para comerlas de tanto en tanto.

-¿Es cierto eso? le responde Hamburg


- Si es cierto. En mi país, Argentina, hay chicos que sufren por comer muchas cosas con grasas, pierden las formas y se enferman, son diabéticos y obesos, no pueden jugar por que se agitan, tienen que ponerse inyecciones todos los días y luego cuando son adolescentes quieren vomitar lo que comen.

- Si, Pero se dan el gusto.

- Te propongo algo, para que ustedes también se puedan dar el gusto, yo voy a ayudarte.
Porque no agrandas la huerta, plantando todas las semillas de lo que comen, no tiren nada, así lo que cosechas sirve para darles de comer a tus nietos y lo que les sobra lo venden y con esa plata los llevas una ves por mes a comer hamburguesas. También puedes tener una vaca para darles leche, manteca y yogurt y si no puedes comprarla, cambia tus verduras por leche con alguien que tenga vacas.


-No es mala idea.

-Sabes que en mi país están enseñándonos a comer bien, menos grasas y más frutas y verduras, hasta en los recreos de la escuela venden cosas sanas y nosotros estamos aprendiendo a comerlas.


- Que lindo escucharte Espacial. Ayúdame a poner en marcha el plan para poder llenar mis bolsas de buena ilusión y mucha comida sana para mis nietos y lo que nos queda poder venderlas y juntar esa platita para darnos un gusto cada tanto, como vos decís.

-Me pones muy contento Hamburg. Saldré por el espacio a contar a todos los niños que me escuchen que Hamburg no esta más triste, solo necesitaba comprender que hay veces tenemos la felicidad cerca nuestro y no nos damos cuenta y la queremos cambiar por cosas que la gente hace sin pensar si es bueno o malo.

Luego de este hermoso viaje por el espacio, Espacial regresa a la tierra y ya en el recreo de su escuela, en su espacio de todos los días, cuenta esta historia y les dice a los niños que no es bueno abusar de todo los que nos gusta, solo disfrutarlo con cuidado. Y que un niño bien alimentado es un adulto feliz y un mundo sin enfermos.

 

 

 

Mis Amigas Las Hadas

 

Nadia Candela Silva

7 años - Uruguay

 

 

 Mis amigas las hadas llamadas Ivana y Silvana ellas son mis mejores amigas yo las conocí cuando dormía y eran muy bellas con sus coronas muy brillantes y tenían una mascota llamada Popi y lo tratamos muy bien y ellas me regalan muchas cosas me acompañan, juegan conmigo, cuando estoy triste me cuentan cosas lindas y nadie mas que yo las puede ver, también Ivana es chistosa y Silvana es amistosa y es tranquila en cambio Ivana es media traviesa ellas eran muy felices y yo también hasta que Ivana hizo una travesura hizo un hechizo muy difícil y se equivocó y hizo un robot y las lastimaban, lo rezongaron y el robot quiso hacerse amigo de nosotras así que volvimos a estar contentas y colorín colorado se cierra un portón se abre el otro y mañana te cuento otro.

 


 

No Importa lo que Eres Sino lo que Eres

10 de mayo de 2007

 

Romina Trinidad Zambrano Siri

9 años -  Argentina

 

Esta historia se trata de un niño de 10 años de edad llamado Luís. A Luís le encantaba hacer deportes como: el tenis, las carreras y el fútbol y su padre era el mejor trabajador de carpintería y mecánica. Él siempre jugaba con sus amigos, pero  no tenía muchos  amigos, los demás siempre lo burlaban porque ellos pensaban que era un despreciable, un tonto, malo, feo, sin amigos, un perdedor y nada comparado a su padre.

A Luís no le gustaba que le dijeran eso, le hacia sentir mal y siempre quedaba llorando.

Un día, Luís en su casa, en su habitación pensó esto:

- Si mi papá es el mejor de todos, tal ves tenga que fingir que soy él!!!! Este plan es genial así nadie me molestará mas y seré el mejor de todo el mundo excepto de mi papá porque él es el mejor...-. Lo que pensaba Luís no era buena idea, el decía que para que los demás lo adoren había que ser como su padre: alto, guapo y atractivo, pero  su padre no era el mejor solo por ser un gran carpintero y mecánico, era el mejor porque era buena persona, era inteligente, amable, generoso, amigable y sincero.

Luís se puso los zapatos del padre y se fue al colegio.

¡Cuándo entró a clases todos empezaron a reírse, hasta sus amigos! Luís no se daba cuenta de lo que sucedía, estaba tan emocionado con los zapatos que ni se imaginaba lo que podría estar ocurriendo.

- Miren los zapatos de Luís, parece el ridículo de la clase con esos zapatos- dijeron los compañeros de Luís, ahí fue el momento donde Luís se dio cuenta que, para ser genial como su padre, hay que ser como es uno en realidad: generoso, amigable, bondadoso, amable, contento, feliz, inteligente, saludable, etc. ¡Luís quedo un poco triste por lo que había pasado pero también se puso contento por todo lo que descubrió y que se lo diría a su padre; y cuando sea grande aparte de ser, un gran deportista, trabajaría con sus manos haciendo las cosas que su padre le enseño desde que era un niño!

Todos podemos ser geniales en

las cosas que nos gustan.

Lo importante es ser uno mismo

 

 

 

Fantasía de Aurora

 

Adrián Martínez Borrega

Caracas - Venezuela

 

Había una vez una niña llamada Aurora..Estaba sentada sola, descalza, en un tronco de árbol rodeada de hermosas flores. Pensando y escribiendo experiencias de su vida que no quiere olvidar.

La risa ilumina su cara cuando con la mirada se pierde en el pasado que quiere recordar...¡ tan lejos de la realidad!.Es su mejor manera de combatir la soledad y llenar su corazón vacío con la fantasía de tener una historia con una familia de verdad.

 

 

Poema Para mi Mami


Stefania  De Donato Rivero

10 años

Cumaná - Venezuela

 


Mi Madre tan hermosa,
que a mi me parió
quiero ser tan bella como ella,
como mi madre linda que me parió.

desde pequeña ella me vio,
con todos mis pasos me ayudo,
y todo lo que yo hice,
ella siempre lo recordó.

A mi mami, la que me parió,
con mi mas grande amor,
le quiero decir hoy,
mami con mi corazón
siempre serás la mejor.

 


 

 


L'orio
l y l'espasa magica

En catalán

 

Oriol González

14 años

Barcelona - España

 




Fa molt i molt de temps, a la ciutat de Barcelona hi havia un nen que tenia poders màgics, gràcies a una espasa meravellosa, que ni punxava ni tallava, però tant sols ensenyar-la feia que la persona que la contemplava quedés aturada i fos incapaç de fer cap malifeta.

El nostre heroi en qüestió, és un noi una mica entremaliat que és diu Oriol, però que té un gran cor i sempre està disposat a ajudar els demés.
L’Oriol,quan es lleva cada matí, ja està pensant en espases, pirates, lluites ferotges i altres barbaritats per un nen de la seva edat, però, el que el fa diferent, és que totes les coses que passen pel seu caparró, són per a fer un món més just i que els més dèbils sempre tinguin una oportunitat.
Un matí, quan el seu pare el portava cap a l’escola, van trobar un tros de fusta al terra que semblava una espasa i davant la fal·lera de l’Oriol per aquesta, la van agafar i se la van emportar amb ells, sense donar-li més importància. El pare va convèncer l’Oriol perquè guardés l’espasa a la seva motxilla i si volia conservar-la no la fes servir a l’escola, i a la tarda quan l’anés a recollir, anirien al parc a jugar a pirates tots dos, aleshores podria fer servir aquell tros de fusta que havien recollit tot sortint de casa.
Va arribar l’hora del pati a l’escola de l’Oriol, i com us podeu imaginar, el nostre petit amic no va poder aguantar la temptació de treure aquell tros de fusta de la seva motxilla i junt amb el seu entrepà enfilar-se cap al pati amb la resta de companys. Un cop acabat el seu esforç es va reunir amb els seus amics i els hi va explicar que aquell tros de fusta era una espasa màgica per defensar a tothom que ho necessités. La rialla dels companys de l’Oriol va ser grossa i tronadora quan van sentir les explicacions del nostre menut heroi, però ell estava plenament convençut de que aquell tros de fusta era màgic, i ja arribaria l’hora de demostrar-ho.
Aquella mateixa tarda, puntualment a les cinc, el pare de l’Oriol el va recollir a l’escola i com li havia promès van dirigir-se al parc a jugar a pirates amb la troballa del matí. ___Vinga capità Hook,- cridava l’Oriol al seu pare, a veure si m’atrapes, i el pare el perseguia fins atraparlo i reien plegats mentre jugaven. Quan van arribar a casa ja era l’hora de passar per la dutxa i preparar-se per sopar i després de moltes lluites es va acabar la dutxa i el sopar amb l’espasa al costat de l’Oriol, i amb aquella fal·lera de tenir-la sempre amb ell per si algú necessitava de la seva ajuda.
Ja feia una estona que l’Oriol dormia, i mentre el pare preparava el sopar per ell i la mare no parava de rumiar amb el deliri que havia agafat el seu fill amb aquell tros de fusta, que com no, estava al costat del coixí del menut.
Quan va arribar la mare, el pare li va comentar tota la història de l’espasa màgica i la fal·lera que el nen hi tenia, però la cosa va quedar com a una simple anècdota infantil.
L’endemà, com no, el pare, l’Oriol i la espasa cap a l’escola, i així, un dia rere un altre, fins que un bon dia a l’hora de l’esbarjo, el Alex no parava de molestar al Adrià, i l’Oriol tot decidit va desenfundar l’espasa i assenyalant al Alex amb ella, li va dir: no molestis més al meu amic o quedaràs aturat per la meva espasa màgica,i de sobte, el Alex es va quedar immòbil, sense poder parlar ni bellugar-se, davant la sorpresa de tots els seus companys. Veieu com la meva espasa és màgica, va dir l’Oriol tot orgullós, i va tornar a assenyalar al Alex, que automàticament va continuar jugant i movent-se com per art de màgia.
Al tornar a la classe, els nens li ho van explicar a la senyoreta, però ella va pensar que era cosa de nens i no li va donar més importància.
Quan el seu pare el va recollir per la tarda, l’Oriol li va explicar el que havia succeït aquell matí a l’hora del pati, i el seu pare el va creure i va voler anar a practicar aquells poders que l’espasa li concedien al seu fill, i van anar a fer una volta per posar-los en pràctica. I vet aquí, que tota la tarda l’Oriol i la seva espasa màgica van aturar una pila de lladres, i de gent que actuava de mala manera, i el menut es va convertir en l’heroi del barri, gràcies a la seva imaginació i el seu somni de tenir una espasa màgica.
Que bonic seria si els grans també poguéssim tenir una espasa així, per fer el bé sense ferir a ningú i somiar que el món no patís guerres ni injustícies.

 

 

Rafael con el Lobo
Mauricio Ortiz

12 años  -  Chile
 


Érase una vez un niño llamado Rafael al cual le gustaba ir a jugar al bosque, porque decía que tenía muchos amigos que lo querían más que su propia familia, y era porque solo conocía a los animales comunes del bosque, no conocía al lobo, que era el mas temido que todos los animales por que el era mas agresivo y nadie tenia las agallas de enfrentarlo.
Un día Rafael fue a una exposición de animales del bosque con un gran grupo de estudiantes, pero el se arrancó de su grupo sin que se dieran cuenta, pero corrió donde quería y después no sabia como volver ya que nunca miró hacia atrás.
Mientras caminaba tratando de volver, había muchos animales corriendo y diciendo: – ¡sálvese quien pueda! –
Y otros – ¡auxilio viene el lobo! – y el niño fascinado creyendo que podía hacer un nuevo amigo fue donde el lobo pero de inmediato se dio cuenta que era muy malo, y no tenia ganas de amigos porque al que pillaba se lo comía y cuando vio eso a el le dio mucho miedo y gritaba – ¡papá! nunca más lo juro, pero por favor sácame de aquí – tenía mucho miedo pero el lobo cuando lo vio dijo: – no como humanos tienes suerte por que tu raza es mas fuerte que la mía, ahora vete o cambio de opinión – Rafael se fue sin pensarlo dos veces, y de tanta desesperación pudo llegar a su casa y cuando llego todos estaban felices de su regreso, pero Rafael a la semana después volvió, y el tigre lo amenazó que se fuera, pero Rafael le llevó carnes frescas como a el le gustaba y se hicieron amigos y todos los días Rafael iba al bosque donde el tigre porque se hicieron amigos.
Rafael estaba muy contento ya que era el primer amigo del lobo, el lobo había cambiado mucho de cuando se conoció con Rafael, pero no lo demostraba cuando estaba solo, por que temía que se revelaran contra el, y lo humillaran como quisieran y no lo respetaran pero lo que pasó fue que le empezaron a tener miedo a Rafael y al lobo por que decían que le hacían algo que no le gustaba a Rafael se la iban a ver con el lobo, pero Rafael lo que tenia en mente era que todos fueran amigos, elegir un rey del bosque, ponerle nombre al bosque, pero todos empezaron a temerle a Rafael sin ninguna razón.
A pasar el tiempo el lobo se fue haciendo amigos de los otros animales, todos estaban sorprendidos que el lobo hiciera tal cambio pero todos los aceptaron como un miembro de cada familia sin importar que no fuera de la familia pero lo mas importante que el cambio gracias a Rafael.
El niño cumplió con lo que el quería hacer el bosque por mayoría se llamó Metrópolis cual estaban todos contentos de haberle puesto nombre a su hogar querido, Rafael volvió a su casa y estaban todos esperándolo y de vez en cuando iba a visitar a su amigo el lobo cual lo llamó lobito por su primo cual su apodo era así.
Desde ese día todo fueron felices en Metrópolis y ya nadie le tenía miedo al lobo que asechaba por las noches buscando algo para comer.

 

 

 

Niño Aburrido

Joaquín Bolaños

14 años

(Nacido en México - Vive en España)

 

 

Todo empieza con una familia en un comedor : los abuelos durmiendo como siempre, el perro comiendo las sobras que dejaron de hace una semana, el padre viendo TV mientras la mujer discute sobre por qué tiene que hacer todo ella mientras el padre dice que él llega cansado siempre de trabajar y está harto de oír sus quejas. Este caso suele ser típico en muchas familias pero en esta sala se me ha olvidado mencionar a una persona; un niño de 10 años que está aburrido de su vida, un niño que desearía vivir una fantasía, un niño que desearía volar y ver cosas nunca vistas. El niño está sentado en una mesa de piedra, está con un folio y sus crayones al lado; de repente coge los crayones y empieza a dibujar. A medida que va dibujando, se va imaginando su propio mundo.
El niño está en un pasillo, un pasillo muy muy largo y aunque sigas y sigas nunca lo acabarás. Sin embargo está lleno de salidas , es decir, puertas secretas camufladas entre el musgo que hay por las paredes. De repente el niño abre una puerta, se oye una cascada pero al entrar simplemente hay un desierto, sin agua, sin gente; solo él. La cascada la sigue oyendo, siente como cae y cae montones y montones de agua, aunque sus ojos ven un desierto con alguna que otra piedra picuda pero al fin y al cabo arena. El chico camina y camina por el desierto hasta que de repente ve una pala de puro oro, el niño sin pensarlo empezó a cavar y cavar sin parar, las manos le sudaban y su piel estaba roja de quemarse por caminar sin protección ante ese caluroso desierto. Siguió cavando, cada vez se oía más de cerca esa cascada que ahora tanto deseaba tenerla en frente para beber un sorbito de esos chorros y chorros de agua que se oían caer. El niño cavaba y cavaba sin parar hasta que la arena se movió creando un hoyo donde el niño cayó . Ahora estaba en un puente de cristal, era precioso y muy resistente, el niño siguió avanzando hasta acabar ese puente por donde debajo solo había piedras y piedras doradas. Cuando llegó al final del puente el niño siguió por un caminito donde habían flechas que le indicaba a donde ir para no perderse, pero el niño no quería seguirlas, el niño quería correr una aventura y buscar su propio camino y encontrar esa cascada que con tantas ansias la deseaba por lo que se fue por un camino en el que no había ninguna dirección, siguió andando hasta que encontró en medio de ese caminito una puerta, una puerta llena de musgo en la que el niño la abrió y de repente estaba otra vez en ese pasillo que no tiene fin y que está rodeado de puras puertas cubiertas de musgo por las que al abrir cada una de ellas tenía algo especial en su interior.
El niño abrió otra puerta, estaba entusiasmado preguntándose que cosas maravillosas habrían en esta segunda puerta a la que iba a entrar. De repente el niño entró, había un árbol enorme, era el árbol más grande que había visto en su vida, era muy muy verde y era precioso, el único problema era que el niño no podía ver más allá del árbol, ya que el árbol era enorme y ancho, y el caminito era estrecho por lo que las ramas no lo dejaban pasar, y al lado del caminito donde el árbol se encontraba en frente , habían paredes blancas con ladrillos en los que cuando los tocaba el niño se resbalaba. El niño podría haberse salido de esa puerta y entrar a otra pero no quería, tenía mucha curiosidad por ver lo que había más allá de ese hermoso árbol. Por lo que el niño tuvo la idea de trepar por las ramas, siguió subiendo por las ramas, tardó bastante tiempo en llegar a lo más alto pero lo consiguió . Allá, a lo más alto de ese árbol, había un paisaje precioso, el niño estaba asombrado, el paisaje era un inmenso campo de hierba muy muy verde y más allá un lago enorme en el que habían de todas las especies de animal que te puedas imaginar, los animales estaban en espíritu y en diversos colores , era como el cielo animal, es decir, un sitio sin contaminación, sin seres humanos en el que los pájaros vuelan en el cielo rosado y los ciervos comen de esa hierba tan verde. Era maravilloso, allí los animales estaban en paz y tranquilidad. El niño volvió al otro lado del árbol y al bajar se dirigió a la puerta de musgo, el niño entendió que esa puerta estaba prohibida para los seres humanos.
El niño se encontraba otra vez en el pasillo inmenso y como las dos anteriores veces se metió a una tercera puerta.
En esta tercera puerta no había nada, era todo negro, excepto el pequeño tramo en el que el niño estaba de pie. El niño se quedó extrañado y justo cuando iba a abrir la puerta para volver al pasillo, oye una voz a lo lejos, una voz de una niña, ella está diciendo " es horrible, es horrible.." el niño se voltea al oír esa voz, de repente, en ese espacio negro que había, se empieza a ver a una niña con un vestido blanco que estaba roto, estaba sentada en un suelo rojo en forma de circulo que se va haciendo poco a poco más grande hasta que deja de hacerse grande. El niño quiere saber porque la niña no para de decir al suelo esas dos palabras que en estos últimos minutos era lo único que escuchaba. El niño no sabía como llegar a ella, como atravesar el espacio en negro para llegar a la niña. El niño se arriesgó y al dar un paso en el espacio en negro y se vio la huella de su zapato de color rojo como el suelo en el que estaba la niña. El niño se dirigió a la niña dejando sus huellas rojas mientras daba pasitos, cuando llegó a ella, el niño se sentó en frente de ella; ella estaba mirando hacia el suelo, sus rizos dorados le tapan la cara. Al niño le empezaba a asustar esta puerta, pero, aun con ese miedo que tenía en su interior, tocó a la niña y le levantó la cara; tenía los ojos azules pero por su mirada se notaba que la niña era ciega, su piel muy blanca y sus labios eran rojo intenso. El niño le preguntó, ¿Qué es horrible?, la niña se queda sin contestarle durante 4 segundos y luego dice "El dolor que siento, la felicidad que ya no veo..", el niño siente pena por aquella niña, intenta buscar alguna manera de como devolverle la vista a esa niña. De repente el niño pensó que toda esa imagen que había en negro, era lo que ella veía en su interior, por lo que lo único que tenía que hacer era crear un hermoso paisaje sin dolor ni penas para que la niña tuviera una vista y una gran felicidad. La única pregunta por resolver era: ¿Cómo crear un paisaje en este espacio negro?, el niño pensó y pensó y se le ocurrió que lo único que veía en esta puerta era silencio y soledad por lo que el niño sin saber porque, empezó a reírse sin parar, y de repente en ese espacio en negro, se abrió un agujero con una luz impactante donde empezó a salir aguas, hierba, flores, mariposas, colores ... conforme más se iba riendo, más se llenaba de cosas ese espacio en negro y la niña poco a poco iba recuperando su vista. Todo volaba alrededor, soplaban vientos muy fuertes, se oían cascadas y se oían risas y risas. Todo se fue colocando en ese espacio que ya no era negro. De repente la niña le sonrió al niño, se levantó, su vestido ya no estaba roto, estaba blanco y muy brillante, la niña se va corriendo hacia su paisaje que ahora podía ver con gran felicidad, la niña desaparece entrando en un puente rodeado por un montón de colores como arco iris mientras el agua de una cascada cae.
El niño se alegra y sabe que en esta puerta no le queda nada más por hacer. El niño volvió al pasillo pero de repente las paredes de musgo se estaban rompiendo, el pasillo se estaba abriendo por la mitad, el niño estaba nervioso, sin saber que hacer, de repente todo flotaba menos él que iba cayendo en la nada, como en un espacio en negro que no tenía fin. Seguía y seguía cayendo hasta que el niño dejó de imaginar su historia. Ya había acabado su dibujo, en el dibujo habían pájaros de colores volando por un cielo rosado mientras que en la tierra estaba una niña con rizos dorados dándoles de comer a unas palomas de su mano. Por último más a la derecha del folio había un niño, un niño que caminaba hacia un camino que él mismo creaba con sus pasos y que lo llevarían a grandes aventuras .

 

 

 

La Navidad Arruinada

Micaela - 12 años

 Zárate - Argentina

 

 

Había una vez un niño llamado Luciano el se crió en la casa sin salir a la calle el tenia: madre, padre y abuelos y abuelas. La madre se llamaba mariana y era maestra ella le enseñaba todo, el padre trabajaba en la fabrica de papel para cuadernos, hojas, etc.. La madre le enseñaba bien pero el quería ir a la escuela y ser como los otros chicos. Todas las navidades las pasaba con sus familiares hasta que un día vino una amiga de la madre y trajo a su hija. Con ella si se hablaba pero con otros no. Eran como las 21:30(nueve y medias) de la noche y llaman a la puerta toc-toc - yo voy - dijo  el niño. Abrió la puerta y era la amiga de la madre con la hija, la niña le dice: - hola Luciano vamos a jugar a la nieve y Luciano le dice espera que le pregunto a mi mamá, y va corriendo y le dice - mami, mami puedo ir a jugar en la nieve con Florencia y le responde - si anda pero que te acompañe tu padre, y salieron para ir a jugar en la nieve. Cuando iban caminando se aparece un choro y le dice el niño al padre papi que quiere? la niña empieza a llorar. El padre le dice al chorro - toma te doy todo si quieres pero nos nos mates, le dio todo y el choro le pega un tiro en la pierna. "Pan" se escuchó la niña y el niño gritaron bien fuerte y hasta que un vecino llamo a la ambulancia vino y lo llevaron al hospital cuando estaban allí vino la madre y la dice el niño: - mami esta fue la peor navidad de mi vida y la madre le dice: -si hijo fue una navidad arruinada. Pasó una semana y el padre volvió a la casa estaban todos felices..........Paso 20 años y el niño se había casado con la niña y tuvieron 2 hijas a una le pusieron Angeles y a la otra Ayelen
 

 

 

Flor, La Niña Infeliz

 

Elena Gonzalez Gonzalez.
Edad:11.
España - Ciudad Real

 

 

Hace muchos años, en una hermosa aldea llena de gente feliz y llena de vida con una naturaleza estupenda, una niña llamada Flor. Como dice su nombre, era hermosa como la flor que se hace llamar rosa. Su ropa era muy bonita, y parecía al ver su rostro, que era la niña mas feliz del mundo. Pero eso no era cierto. Su madre estaba todo el día de compras y hablando por teléfono, y su padre trabajaba y se iba todos los días a un bar donde se tomaba una cerveza. Pues no tenían tiempo para ella. Con la única que disfrutaba era con su abuela Amapola. Si tenia que cuidar una tarde de ella, enseguida dejaba lo que estaba haciendo para disfrutar de su nieta. Si no fuera por su abuela, Flor seria la niña mas infeliz del mundo. Una bonita tarde, como todas, Flor fue a caminar por el bosque con su abuelita. Su abuela le regalo un collar con una amapola y le dijo:
-Flor, cariño, si algún día yo no estoy quiero que tengas esto para recordarme todos los días de tu vida.
Una tarde, Flor volvía del colegio, y de camino a casa le dijo su madre:
-Flor, no quiero herirte pero tu abuela a muerto esta mañana...Lo siento con toda mi alma hija...
Flor se alejo de la aldea llorando y se adentro en el bosque. De repente oyó la voz de su abuela que le decía:
-Flor cariño, aunque no me veas yo siempre estaré contigo, y me adentrare el lo mas hondo de tu corazón si llevas el collar que te regale siempre. Ahora, vuelve a casa mi amor.
De pronto ya no se escuchaba nada, pero Flor paro de llorar y volvió a casa sin pensárselo ni un poco.
Pasaron los años y Flor se caso con un hombre que le recordaba mucho a su abuela, pues la trataba igual que ella.
Así, Flor aprendió que cuando amas a un ser querido y harías lo que fuera para que viva pero no puedes, tienes que aprender a estar sin ese ser querido.

 

 

Lilly y Max

 

Alondra Semprún

8 años

Caracas - Venezuela

 

Había una vez una gatica llamada Lilly y un perrito llamado Max. Lilly y Max siempre jugaban juntos. Un día Max se puso bravo con Lilly porque ella no quiso jugar con él y entonces Max la mordió. Lilly estuvo herida por tres días. Max se fue a la calle y se perdió en el bosque. Lilly se preocupó mucho y fue a buscarlo al bosque hasta que lo encontró. Max se disculpó con Lilly y ella lo perdonó y vivieron felices para siempre.

 

 

La Flor y Max

Alondra Semprún

8 años

Caracas - Venezuela

 

 

Max siempre va al campo de paseo. Un día encontró una flor que se estaba marchitando. Max la ayudó, fue al río por un poco de agua y la regó con mucho cariño. La flor revivió y se puso muy bonita. A partir de ese día Max nunca dejó de visitar la flor cada vez que paseaba por el campo. Max se enamoró de la flor y vivieron felices para siempre.

 

 

 

 Candy y Camila

Alondra Semprún

8 años

Caracas - Venezuela

 

 

Había una vez una perrita llamada Candy que tenía una amiga llamada Camila  y siempre jugaban juntas. Un día las separaron y ya no podían jugar como lo hacían antes. Inventaron un plan para encontrarse en el río y funcionó. Fue así como vivieron felices pero una perra mala tenía celos y las separó. Candy y Camila volvieron a inventar otro plan pero esta vez querían incluir a Lilly, la perra mala. Pensaron que seria bueno convertir a Lilly en otra amiga más y así evitar que las volviera a separar. Candy y Camila invitaron a Lilly a pasear y jugar cerca del río. Lilly al principio no quería pero después aceptó. Las tres jugaron y se divirtieron mucho y así se convirtieron en muy buenas amigas y vivieron las tres felices para siempre.

 

 

 

Mi Amiga Priklinn sí es Real

Irene Gina Elena

10 años

España, (San Pedro Alcántara, Estepona)

 

Hola, soy Irene Giner, y hoy voy a contar que, cuando tenía 7 años, tuve una amiga muy íntima. Pero el caso es que todo el mundo decía que mi amiga Priklinn era imaginaria, ¡solo porque no se veía! Espero que entendáis en este cuento como lo pasé, ahora sé que Priklinn se encuentra en algún lugar de la  Tierra, o del espacio... INFINITO...

Mi madre decía siempre que mi amiga Priklinn no era real, pero yo no le creo en esto. Un día soleado de verano, hacía calor, y mi madre me quiso llevar a la playa. Me puse a hacer castillos de arena ¡ese día me lo pasé genial! Pero, me aburrí al estar todo el rato jugando allí, en la arena caliente que, ya casi ardía. Así que le dije a mi madre que me iría a nadar, me coloqué los manguitos, y cogí el flotador. Al poco tiempo de estar en el agua, mi madre no me veía, y se preocupó. Con mucho miedo, mi madre llamó a los socorristas, esperando respuestas. Mientras, yo no sabía que me estaban buscando, y la verdad, que me vi algo lejos de la orilla. Fui corriendo, y, de despistarme tanto, se me fue nadando el flotador. Intenté atraparlo y ¡casi pierdo también los manguitos! Al final pude llegar, con miedo, a la orilla. Mi madre me abrazaba y me llenaba de besos, y yo, me asustaba, pero a la vez también lo hacía.

A los pocos días, en el sofá de mi habitación, me paré a pensar en lo que había sucedido, y, no se por qué, me vino una niña de mi edad a la cabeza. Una niña que no había visto jamás, nunca, en ninguna parte. De repente, grité. Me pareció volver a ver a la niña en el sofá, sentada a mi lado, en la habitación. Corrí hacia la cocina y cogí un vaso de agua, lo llené y... ¡volví a verla! Vi a esa misma niña, en ese mismo sitio, haciendo esa misma cosa. Me puse los zapatos, me quedé quieta un instante, y pensé otra vez en ello a fondo. ¿Quién sería aquella niña? ¿Cómo se llamaba? Y ¿por qué me seguía? Entonces llamaron a la puerta, y mi madre dijo “¡Ya voy yo!”. Fue cuando le puse un nombre. Me acuerdo de que era el vecino, diciendo que a qué venían esos gritos, y yo me reía un poco porque sabía que eran míos, y me fui corriendo otra vez hacia el salón, donde me esperaba Priklinn. Le puse ese nombre... pues no se... ahora mismo no me acuerdo así que dejaré este espacio en blanco.

Después de ponerle un nombre, me quedé allí para hablar con ella. Mi madre se asustó un poco creyendo que estaba hablando sola, pero... ¡si estaba hablando con Priklinn! En aquel momento no lo entendía, no entendía nada de nada. Le pregunté a mi madre:

 Mamá, ¿tú alguna vez has tenido una amiga íntima? Ya sabes, de estas que no las conoces bien, pero por dentro sabes que sí, o que te suena de mucho, pero, no das con la tecla.

¡Síííííí! Se llamaba Cristina y era una amiga en la que se podía confiar. Lo hacíamos todo juntas y... espera... ¿a eso te refieres?

 Sí mamá, ¡perfecto! Es lo que quería saber... no me digas más, no me des más pistas, ¡sé lo que hago y siempre lo sabré! ¡Gracias!

 De nada cariño...

  Después de la explicación de mi madre me fui con Priklinn al parque y se la presenté a una amiga que vi allí, vi a Lucía y a mi mejor amiga Ana Mari. Les enseñé a Priklinn y se rieron de mí. En ese momento lo pasé muy mal, porque, ya ves, que unas amigas se rían de ti por algo que no tiene gracia alguna, y que después ese algo se lo cuenten a todos, y quedes en evidencia total... Por esa razón me pasé toda la tarde jugando con ellas, para que lo olvidaran, y no lo contaran porque... ¡era mentira! ¿Para qué iban a contar algo que era mentira? Priklinn existía pero no lo podía demostrar. “¡Ya sé!” exclamé. Recordé que hace poco había estudiado los refranes y frases hechas en la clase avanzada de Lengua y Literatura Española, también conocida como Lengua Castellana, o Lenguaje Español. Y también recordé la frase hecha de “Una imagen vale más que mil palabras”, así que le hice una foto con la cámara de mi madre (un trasto viejo que había en el desván) a mi amiga Priklinn. Cuando le hice ya como unas 12 fotos, vi que no salía en ninguna, y ya no sabía qué hacer.

RECORDEMOS:

La edad de los 7 años es muy dura. Sobre todo los amigos, el trabajo del colegio, madrugar todos los días, hacer los deberes, actividades extraescolares... ¡no se puede con todo!

Entonces fue cuando me fui al balcón de la terraza de mi piso-casa, y me eché a llorar. Una de mis lágrimas cayó abajo y le dio a  mi amiga, que pronto fue apareciendo, poco a poco, como una vela. Corrí hacia el piso de abajo y le pregunté si estaba bien (en aquel momento no sabía que los demás también la podían ver), me contestó que sí, estupendamente. Apareció por allí mi padre, que fue el que me preguntó que que pasaba, que una amiga nueva por lo que veía, ¿no? Y le contesté:

  ¿Qué? O sea, ¿t-tú también l-la ves?

  (extrañado) Sí... oye, ¿te pasa algo, cariño?

 ¡No, nada papá!

 Y, ¿cómo se llama esa... tu nueva amiga?

Se llama... ehm... Caroline.

 ¿Caroline?

¡Sí, no tiene nada de raro, Caroline! ¿Te extrañas o qué?

 N-no... ¡Hola Caroline! Se ve que eres amiga de mi hija Irene, ¿no?

 Sí, es una de las mejores... de mis mejores amigas.

  Así acaba esta historia, amigos. Si queréis descubrir más cuentos o algunas anécdotas que me ocurrieron siendo pequeña, solo me lo tenéis que decir, porque siempre estaré con vosotros... dentro... en VUESTRO CORAZÓN.

 

La Bruja Malvada y los 40 Ladrones

Flor Amor

7 años de edad

Tijuana, Baja California, Mexico

 

Había  una  casa  grande  pero  grande.  En esa casa vivían  40  ladrones y  una  bruja. Todos en el país  decían que la casa estaba embrujada por la bruja  porque  tenía de todo  pero no era  verdad  tenían  muchas cosas  porque los 40  ladrones iban cada noche  a robar  pero en verdad no tenían todo, les faltaba la corona del Rey  Julián  pero el castillo estaba muy lejos de  donde vivían  los 40 ladrones  así  que hicieron  un plan.  En las vacaciones  el Rey se va del castillo  y las vacaciones duran mucho  así que  decidieron que las vacaciones  se las iban a pasar  intentando  ir al castillo pero  allí estaba el Rey  porque ya sabí­a que los  40 ladrones planeaban algo y los ladrones no sabí­an que el príncipe ya sabía y entonces fueron pero  los cacharon  y los encarcelaron y todo el paí­s vivió  feliz para siempre.

 

La Tortuga Amabel

Luís Escobar

13 años
 

 

 

Como todos los días todas las tortugas de la ciudad de Agua City se reunían para hablar cosas sobre la ciudad .La tortuga Amabel era líder de allí y quería proponer hacer una carrera donde participaran todas las tortugas. A los ciudadanos les parecíó estupendo. Estuvieron arto tiempo programando aquella carrera. Era para un día miércoles  Todos Estaban de acuerdo. El martes y había una lluvia espantosa Todos estaban angustiados por que si llovía no podrían hacer la carrera . Amabel tenia miedo de fallar saba que no seria capas de correr tanto ya que tenia mas edad que el resto de las tortugas, Paso el día y ya era miércoles Era el día de correr y no paraba de llover Amabel se sentía culpable de haber propuesto aquella idea lo único que quería era que lloviera para que se suspendiera la carrera ypero al dar de las horas  ya había pasado la tormenta. Amabel asustada, se  Reunió con los chico. Ella semtía miedo de fracasar

Estaban ya todos listos para correr dieron la partida "En sus marcas Listos fuera" Ahí iba Amabel .Como lo había pensado era la ultima los otros no dejaron huella alguna Amabel siguió cruzando el Océano Atlántico, de eso consistía la carrera Todos se reían de Amabel y no se apuraban por que sabían que no ganaría le dieron ventaja, ellos esperaron afirmados en un coral. Amabel usó las fuerzas que le quedaban y se apuró, los otros no la veían y se asustaron y querían correr pero estaban cansados Amabel llegó a la meta sola. Se llevó el premio mayor y se dio cuenta de que la edad es un par de numero que avanzan pero las capacidades de cada uno no cambian. 

 

 

 

Pájaro Bruno

Luís Escobar

13 años

 

 

¡Claro! Dijo Bruno Así empieza mi historia:

Bruno era un canario muy apuesto dispuesto a encantar a cualquier cotorra. Bruno vivía en un nido arriba de un sauce. No tenia novia por que aun no encontraba a la indicada. Un día se dio cuenta de que su nido estaba perdiendo mucha paja y salió a buscar más para rellenar. Se asomó a un árbol viejo donde abajo había paja y dio un picotazo y chocó con otro pico que era de una gorriona. Al verla, Bruno vio lo linda que era y salio volando Después de 2 minutos volvió y no estaba y sintió un par de plumas aletear, era ella y su nombre era Roberta El le dijo lo que sentía por ella y ella dijo lo mismo. Le propuso irse a su nido y bruno aceptó. Al día siguiente defería  .haberse ido y no llegó espero 2 días 3 y se empezó a convencer que no llegaría.  Espero así toda la vida y cuando murió, la gorriona llegó y de pena la gorriona murió  

                   

 

Teléfono

Luís Escobar

Chile 13 años 

 

 

Con tu Rin Rin te empezaron a descubrir. para comunicarse y empezar a sonreír,
Un mensaje se incluyo en tu buzón para hablar en caso de sismo o algún remezón


En poco tiempo se agrego una aplicación

con muchos juegos para la entretención
Ya no hay comunicación ni buzón un par de aplicaciones sin razón

el teléfono ya no cumple la misma función

 

 

 

 

Niños en el Jardín

Luís Escobar
13 Años, Chile

 

 

Juegan juegan los niños con tierra y barro ellos felices cantando y saltando

que no sea noche para seguir bailando
Ya es medio día y siguen jugando con tierra y barro para seguir disfrutando.

 De apoco se les va el sol con mucha pena le dicen adiós

Ya es tarde el sol se fue la luna llega dando luz al rato que queda.

 El barro se seco la tierra endureció para que mañana fuera un día mejor

La madre los llama a todos para dar una taza de té para que mañana empiecen a soñar otra vez
Los niños sueñan jugando otra vez que pase luego la noche para empezar a correr otra vez

Pasan las noches y los días y los niños juegan como siempre

pasa la luna pasa el sol y los niños cantan canciones de amor

 


 

El Pez que Salvó a la Humanidad

Lucía

7 Años

 

Un día un pez vio basura, algas y conchas.
Ese mismo pez vio morir a su familia a causa de esa basura

así que utilizo las conchas y las algas para construir un
aparato que mande la basura al cubo de basura.
Todos se lo agradecieron mucho pero ni sabían quién era.

 

 

Agustín

 

Jennifer Cerezo Valdivieso
22 años
Gijón (Asturias). España
 

 

Agustín es un niño como todos los demás; va a la escuela, hace sus deberes y sale a jugar con sus amigos. Tiene una hermana pequeña, Camila, con la que siempre se pelea pese a que ella solo quiere jugar con él. “Es muy pequeña, no me entiende” decía siempre Agustín.

Una mañana, su mamá les mandó a comprar a la tienda del barrio. Cogieron sus chaquetas y las botas de agua y se fueron a comprar. Por el camino, Camila jugaba a saltar los charcos que habían quedado de la tormenta de la noche pasada. ¡Qué divertido era! Saltaba y saltaba de charco en charco hasta que... ¡ups! salpicó a un anciano que estaba sentado en la entrada de una casa. El hombre la miró enfurecido, le había mojado los pantalones, ¡qué vergüenza! Pero en seguida se disculpó al ver como la cara de la niña cambiaba a triste. Ésta se disculpó, así como su hermano.

- No pasa nada mi niña, está bien. – le dijo el anciano.

Los dos hermanos se quedaron observándolo, allí sentado. - ¿Por qué está aquí sentado con este frío?- le preguntó Agustín.

- Estoy descansando, las bolsas me pesan y vivo lejos de la tienda donde fui. - Contesto el anciano.

Los dos hermanos sintieron un poco de lástima y, al unísono, exclamaron. - ¡Nosotros le ayudaremos! Cogieron una bolsa cada uno y se pusieron en camino. Al parecer, la casa de aquel anciano estaba de camino a la tienda, así que no tendrían que desviarse de su ruta. Al llegar a su casa, el anciano les pidió que esperaran un momento la puerta.

- Tomad, un poco de mantequilla que ha hecho mi hija, está muy buena. El anciano les entregó una bolsa con un poco de mantequilla, ¡qué bien olía!

- Muchas gracias, muy amable

- Gracias a vosotros por haberme ayudado.

Cogieron la bolsa y se marcharon. Poco después llegaron a la tienda, compraron todo lo que les había mandado su mamá y se dispusieron a volver a casa. De camino, Camila, no podía evitar oler la mantequilla, tenía un aspecto muy apetecible.

- ¿Por qué no la probamos un poquito? – dijo Camila.

- Espera a llegar a casa. – contestó Agustín.

Camila comenzó a andar más rápido, estaba impaciente por probarla. Llegaron a casa y guardaron la comida en la cocina. Eran casi las cinco y media, hora de merendar, así que cogieron dos pedazos de pan y los untaron con un poco de mantequilla y cacao.

- Mmm ¡qué buena está! – dijo Camila.

- Mamá ven, prueba ésta mantequilla. Nos la ha dado un anciano por haberle ayudado con las bolsas. - dijo Agustín.

Su mamá estaba en el salón haciendo cosas, pero parecía que no le había escuchado. -¡Mamá! - se oyó desde la cocina, pero ésta seguía sin contestar.

Como no contestaba, guardaron la mantequilla y se fueron a jugar a casa de su vecino.

- ¡Hola Nico!

Nico estaba jugando en el jardín de su casa, pero tampoco les oyó. ¿Qué pasaba? Agustín y Camila fueron al jardín y le saludaron, pero Nico seguía jugando. Entonces se dieron cuenta

¡Nadie podía oírles ni verles!

- ¡La mantequilla! – exclamó Agustín. Mamá nos vio entrar en casa pero cuando comimos la mantequilla ya no nos escuchaba y ahora Nico tampoco, ni nos ve.

- ¡Qué divertido! - chilló Camila.

Los dos salieron corriendo hacia al parque que estaba al lado de su casa. Había muchos niños allí jugando, incluso algunos amigos suyos.

- ¡Hola Lucas! ¡Hola Sofía! – gritaban mientras hacían el tonto delante de sus amigos.
Andaban detrás de la gente, imitándoles, soplaban en la oreja de uno, en la de otro.
Estuvieron casi toda la tarde jugando, pero llegaba la hora de cenar, asique se fueron a casa. Cuando llegaron, su mamá estaba en la cocina, haciendo la cena.

- Niños a la mesa, la cena está lista. – dijo la mamá.

Agustín y Camila subieron a su habitación. ¿Qué vamos a hacer Agustín? No puede vernos ni oírnos, ¿cómo vamos a ir a cenar? Estuvieron un rato en la habitación pensando cómo hacerlo y finalmente bajaron a cenar. Cuando llegaron la madre les dijo

- ¿Qué habéis estado haciendo? Venga, la cena está lista, sentaros a comer.

Camila y Agustín se miraron, no entendían nada.

- ¿Por qué mama de repente puede vernos? - Le susurro Camila a su hermano.

- No lo sé, igual se ha pasado ya el efecto- respondió Agustín.

A la mañana siguiente se levantaron pronto, desayunaron y se despidieron de mamá.

- vamos a llevarle unas pastas al anciano de ayer. - dijo Agustín a su mamá.

Iban a ir a casa del anciano para preguntarle si sabía algo. Cuando llegaron a su casa, este les abrió sonriente.

- Hola niños, ¿cómo vosotros aquí?

- Le traemos unas pastas.

- Muy amables, pasad.

Cuando entraron el anciano les ofreció un vaso de leche para comer las pastas todos juntos. Agustín le pregunto:

- ¿Qué es exactamente la mantequilla que nos dio? – preguntó intrigado Agustín.

El anciano les miró y al ver sus caras lo comprendió y dijo.

- Ya lo entiendo, ya la habéis probado, ¿verdad? Es una mantequilla especial que hace mi hija y, de vez en cuando, cuando nos aburrimos, la comemos y salimos a la calle a divertirnos. Siempre tenemos ganas de poder hacer algo sin que nadie nos vea, podemos ayudar a la gente, reírnos... Pero esto no podéis decírselo a nadie, es un secreto.

Camila y Agustín se miraron y estuvieron de acuerdo en guardar el secreto. Acabaron el vaso de leche y se despidieron del anciano.

- Muchas gracias.

- De nada. - dijo el anciano. Gracias por visitarme. Por cierto, me llamo Antón.

- Hasta luego. – se despidieron Agustín y Camila.

De camino a casa, Camila y Agustín hablaron sobre la mantequilla, tenían un gran secreto,

una manera de jugar sin que nadie les viera y tenía razón Antón, ¡podían hacer tantas cosas! Cuando llegaron a casa cogieron la mantequilla y la guardaron en su habitación para que nadie la comiera por error.

 

 

 

 

Página Principal / Agradecimientos / Algo de Mi / Fotos /

Fondos / Midis  / Letras de Canciones / Fuentes

 Marcos Para Fotografías / Marcadores de Libros

 Juegos de Tarjeta y Sobres / Identifica tus Regalos / Tarjetas de Felicitación

Invitaciones / Etiquetas potes de Cocina / Etiquetas para libros

Para Tus Notas / Sobres para cds / Certificados y Diplomas /

Bingo Baby Shower / El Primer Album del Bebé / Portadas de Revistas

Tutoriales / Mis Poemas / Sólo Para Niños /

Mi Hermano, Héroe de la Historia Dominicana

Recetas / Libro de los Valores

Contáctame / Firma mi Libro